Un Reloj G-Shock no es atrevido. No importa la distinción de su portador. Es un reloj sencillo. Hay algo en un Casio G-Shock que va en contra de los principios básicos de los relojes tradicionales: funciona con una pequeña placa de circuito la cuál está hecha de materiales de tecnología avanzada y combinan materiales de resina y ahora también fibra de carbono.

Históricamente, Casio se ha atrevido con la introducción de innumerables nuevos modelos G-Shock. Desde que se presentó el reloj resistente al mundo, la gama de relojes Casio ha crecido drásticamente, pero el GA-2100 ha ganado popularidad con gente más allá incluso de los más fans típicos de G-Shock.

El Carbon Core Guard no cambia la sensación en la muñeca, pero inspira una sensación de confianza en que el reloj estaría bien incluso si fuera atropellado por un automóvil. De hecho hay una razón por la cual los militares y el personal policial suelen usar Casio G-Shock.

La mayor diferencia en esta serie es su bisel octagonal que tiene las dimensiones muy similares a las de un reloj convencional y así diferenciarse de otras Series como los GA-100 básicos de G-Shock.

Además mencionar que con el GA2100 obtienes una serie de funciones como un calendario perpetuo, cronógrafo, alarma, temporizador mundial y luz.

¿Y los costos de mantenimiento? Ni siquiera te preocupes por eso. Puedes quitártelo, tirarlo a una pared de ladrillos y funcionará de la misma manera igualmente.

Y lo que es más, sigue siendo una pieza analógica en el sentido de que presenta un diseño de dial tradicional. Dispone de una pantalla digital en el cuadrante, y ahí es donde se puede acceder a todas las funciones mencionadas anteriormente.

Lo que hace que el GA-2100 sea tan atractivo es que incluso es un G-Shock asequible, es el más asequible de toda la gama a 99 €, y eso incluye relojes completamente digitales y ana-digi.

Podéis ver todos los modelos aquí:

GA-2100-1AER

GA-2100-4AER

GA-2100SU-1AER

GA-2100-1A1ER | Actualmente Agotado |